Blog Místico:

Atrapasueños: ¿Cómo alejar las pesadillas de tu vida?

Un atrapasueños es un objeto propio del pueblo ojibwa, uno de los pueblos nativos de América del Norte, compuesto por un aro circular sobre el que se teje una red en forma de tela de araña, y que suele estar decorado con plumas y cuentas.
 
Para los ojibwa, un atrapasueños es capaz de filtrar los sueños dejando pasar solo los sueños positivos, siendo que los malos sueños quedan atrapados en la red y desaparecen con la primera luz del alba.
 
Con el objetivo de evitar las pesadillas y alejar las malas energías y los espíritus malvados, los atrapasueños deben colgarse en las cabeceras de las camas o sobre las cunas de los niños. Su finalidad es la de desvanecer las pesadillas o esas visiones malignas que las personas podemos tener de vez en cuando.
 
Además, esta tradición de los atrapasueños se basaba, para los ojibwa, en una leyenda. Su figura central era una bella mujer llamada Asibikaashi. También se la conoce como la “mujer araña” y, lejos de tener una connotación negativa o inquietante, lo que hacía esta buena dama era cuidar de toda criatura de nuestro mundo.
 
Se inclinaba en la cuna o en la cama de los niños pequeños para tejer una red invisible, un tejido fino y delicado capaz de alcanzar cualquier pesadilla y hacerla desaparecer.
 

¿Cómo realizar un atrapasueños?

 
Hay distintas maneras de hacer un atrapasueños, todo depende de los materiales que quieras emplear y qué colores decidas utilizar.
 
Si quieres guardar contigo los buenos pensamientos y desechar lo negativo, dejamos los pasos para realizar un atrapasueños:
 
1. Enrolla el aro con cinta de cuero, de forma que quede muy bien apretado; antes de cerrar el nudo, recuerda dejar libre al menos cinco centímetros de cuero. Utiliza la pinza para sujetar el comienzo de la cinta. Cuando termines, corta el cuero y enrolla las dos puntas haciendo un nudo, esta será la base de la que colgarás las plumas.
 
2. Corta, al menos, cuatro metros de hilo del color que quieras. Divide la medida del hilo en dos y átala justo en el punto que representa el soporte para colgarlo.
 

3. Toma una de las cuerdas y comienza a hacer nudos a una distancia de cinco centímetros. Comienza a enrollar el hilo al rededor del aro dejando un espacio igual entre uno y otro nudo. De esta manera empiezas con una base para comenzar a tejer.
 
4. Una vez que formaste esta base, corta otro tramo de hilo y repite el tejido, pero esta vez dando una pequeña vuelta en medio de la capa anterior para ir formando una telaraña. Esta “segunda vuelta” representa ya dos niveles de tejido. Puedes poner piedras o pequeños colguijes entre cada espacio dentro del hilo.
 
5. Repite este procedimiento hasta que formes un pequeño agujero y termina el círculo haciendo un nudo en el centro.

6. Cuelga tiras de cuero abajo o a los extremos, de preferencia en los lugares que concuerden con los dobleces que tocan el aro, o sea: el primer nivel de tejido (recuerda que el soporte se encuentra en la parte superior de donde va a colgar). Cuelga plumas, piedras y todo lo que quieras de las tiras, haciendo un nudo al final.



Blog Místico:

 

¿Cómo saber si está interesado en ti?

Conocé algunos tips para descifrar si le gustas   Las palabras e incluso las acciones pued...

 

¿Qué te hace irresistible según tu signo?

ACUARIO 1. Tu originalidad te hace diferente a la mayoría de la gente y sutilmente dejas la sen...

 

¿Para qué sirve el atrapa sueños?

Cada Atrapa Sueños es en sí una meditación para nosotros y una canalización de las energías divinas que más nos impregnan y ...

 

La Astrología

El origen de la Astrología se remonta a cincuenta siglos atrás. Los griegos heredaron este conocimiento de los egipcios, que ...

Suscríbete a las Novedades:

Click