Blog Místico:

¿Cómo manejar la culpa para evitar el sufrimiento en tu vida?

¿Tienes sentimientos de culpa por algo que hiciste o dejaste de hacer? Todos nos hemos sentido culpables en más de una ocasión. La culpabilidad, por tanto, surge ante una falta que hemos cometido (o así lo creemos), siendo una de las emociones más comunes. Sin embargo, también es uno de los sentimientos que más nos desgasta física y emocionalmente. Por eso es importante entender cómo superarla.
 

Cuando nosotros tenemos la culpa.

 
Generalmente cuando nos sentimos culpables, no actuamos en busca de soluciones, por lo contrario, lo único que hacemos es pensar en lo que sucedió y en lo que deberíamos haber hecho o dejado de hacer. Mientras más pensamos, más culpables nos sentimos, pero seguimos sin hacer nada al respecto, generando una pérdida de tiempo de nuestro presente.
No importa cuánta culpa sentimos, el pasado ya no lo podemos cambiar. Sin embargo, el sentirnos culpables, nos hace estar un poco mejor.
 

¿De dónde viene la culpa?

Desde pequeños vivimos buscado culpables, aprendemos a culpar a los demás o a nosotros mismos por las cosas que suceden. Esta actitud está relacionada con nuestra educación y la influencia de la cultura en la que vivimos.
 
Escuchamos mensajes que influyen en nosotros a lo largo de toda la vida, como:
 
“Si no eres “bueno” nadie te va a querer.
“Por tu culpa me siento…”
 
De esta manera, adquirimos una escala de valores que califica lo que hacemos como conductas buenas o malas, la cual rige nuestra vida de adultos y se refleja en lo que creemos que debe ser nuestro comportamiento, demostrando nuestro yo ideal.
Es por ello que cuando hacemos algo malo, alejado de lo que nosotros o la gente piensa que debería de ser, nos sentimos culpables. El problema no es la culpa, sino lo que hacemos con ella.
 

¿Qué hacer cuando nos sentimos culpables?

 

1. Reconocer la conducta:

Es importante entender cuál fue tu conducta errónea pero no juzgarte. Responsabilízate de ella, reconociendo que fue el resultado de una decisión. ¿Por qué crees que actuaste así? ¿Cómo te sentías? ¿Qué pensabas? ¿Qué querías?
 

2. Acepta las consecuencias:

Tus sentimientos y pensamientos son normales, dada tu situación y forma de ser. Pero el entenderlo y aceptarlo sin juzgarte ni criticarte, no significa que no hagas nada al respecto.
 

3. Analiza el motivo de tu actuación:

Identifica por qué llegaste a sentir ese sentimiento de culpa. El pasado no lo puedes cambiar, pero ¿qué puedes hacer ahora para mejorar las cosas o solucionar los problemas que resultaron de tu conducta?
 

4. Corrige si es posible o pide disculpa:

Siempre existe una manera de reparar el daño efectuado. Lo importante es aprender de lo sucedido con la finalidad de que no se repitan las malas decisiones. No dejes que el falso orgullo o lo que crees que pueden pensar los demás, impida que aceptes tu responsabilidad y que corrijas tus acciones. No sólo es por la persona que resultó afectada, también es por ti.
 

5. Aprende para no volver a cometer el mismo error:

Actúa con responsabilidad y esto sinónimo de crecimiento emocional y psicológico, de madurez.



Blog Místico:

 

¿Cómo saber si está interesado en ti?

Conocé algunos tips para descifrar si le gustas   Las palabras e incluso las acciones pued...

 

¿Qué te hace irresistible según tu signo?

ACUARIO 1. Tu originalidad te hace diferente a la mayoría de la gente y sutilmente dejas la sen...

 

¿Para qué sirve el atrapa sueños?

Cada Atrapa Sueños es en sí una meditación para nosotros y una canalización de las energías divinas que más nos impregnan y ...

 

La Astrología

El origen de la Astrología se remonta a cincuenta siglos atrás. Los griegos heredaron este conocimiento de los egipcios, que ...

Suscríbete a las Novedades:

Click