Blog Místico:

Medicina china anti-tabaco

¡Sí, es posible! ¡Podrás dejar el cigarrillo para siempre! Aquí, cuatro ejercicios básicos de chi-kung que le propone la medicina china tradicional. Además, varios consejos para purificar su organismo con una dieta básica que le permitirá alimentarse bien y desintoxicarse

 
La antigua filosofía china está presente en todas las manifestaciones culturales de este pueblo y, también, en su medicina tradicional. Los chinos creen en la existencia de una energía cósmica creadora, a la que llaman chi, que en idioma chino significa “soplo”, “energía” o “fuerza de vida”. Los antiguos chinos decían: “Cuando los soplos (las energías) todavía no se habían separado para tomar forma, estaban anudados y se asemejaban a un huevo.”
 
A este estado de energía abigarrada lo llamaron Caos, es decir, el conjunto de todas las energías juntas en una sola fuerza no manifestada. Del huevo, surgió un soplo original y puro que se elevó y formó el Cielo. Luego, él descendió, turbio y más denso, y formó la Tierra. Así, nacieron las dos energías básicas que conforman la realidad: una pura, menos visible, más yang o masculina; y otra más perceptible, más ying o femenina, la Tierra, calificada como impura.
 
En cada uno de nosotros pervive ese soplo inicial que habita nuestro interior, al que denominan yuan ki. Los chinos también creían en la existencia de un cielo posterior, que equivale a la energía recibida por herencia generacional o parental. De este modo, los trastornos de un paciente no sólo se deben a una mala armonía entre él y las energías que lo rodean, sino que también se atribuyen a una mala captación de la energía original (chi).
 
A esta energía, la captamos en el instante del nacimiento y, luego, la vamos consumiendo a medida que vamos viviendo. Asimismo, el consumo de esa energía primera puede acelerarse debido a los abusos y desórdenes, tanto alimentarios como nerviosos o producidos por el estrés. Y una enfermedad que provoca estragos en la reserva de esta energía es el tabaquismo. El cigarrillo es un agente de sobreconsumo del chi que, además, desvía y desarmoniza otras energías. Aquí, cuatro ejercicios de la sabiduría chi-kung, que ayudan a recuperar y a conservar la energía sanadora del chi, de modo que la persona cuente con ella, tanto para dejar de fumar, como para recuperar su salud y energía. Además, una dieta desintoxicante.
 

EJERCICIOS CHI-KUNG PARA SUPERAR LA ADICCIÓN

El chi-kung propone esta serie de ejercicios para que las dos primeras semanas de abstinencia sean vividas con serena convicción y sin temor a reincidir. Es preciso aclarar que el chi fluye a través de todo el cuerpo, surcando los canales o meridianos que lo recorren. Para eliminar la adicción a la nicotina, nos ocuparemos de armonizar el fluido de los tres meridianos afectados por tabaquismo: el del pulmón; el del intestino grueso y el del hígado.
Es recomendable hacerlos una vez a la mañana y una al atardecer, de forma constante todos los días, durante dos semanas. No los haga nunca después de comer.
 

1) Para activar el meridiano del pulmón

Siéntese cómodamente con las piernas cruzadas y la columna derecha. Inicie una respiración profunda, llevando primero el aire al abdomen, luego al diafragma, recorra el interior de las costillas y, finalmente, llévelo hacia arriba, al pecho. Mantenga allí el aire unos segundos y, luego, exhale lentamente. Durante el ejercicio, los brazos deben estar cruzados en el centro del pecho, estirando los pulgares y presionando con éstos las axilas.
Este ejercicio requiere concentración. Imagine un circuito de energía que abarca su mente y su cuerpo. Hágalo durante un minuto y medio. Luego, con la mente en blanco, baje la cabeza aflojando el cuello y arqueando la columna hacia adelante. Mantenga esta posición unos segundos e incorpórese muy lentamente.
 

2) Activar el meridiano del intestino grueso

Póngase de pie, cruce los brazos a la altura de las muñecas, con las palmas de las manos apoyadas sobre el pecho. Inhale y extienda el brazo derecho hacia un lado e imagine que estira un arco con el brazo izquierdo. Gire la cabeza hacia la derecha y apunte el dedo índice hacia arriba con la uña hacia usted. Esto estira el comienzo del meridiano. Exhale a medida que afloja el arco, doblando los brazos hasta que las muñecas se crucen sobre el pecho nuevamente. Repita el ejercicio, esta vez, hacia la izquierda. Siga, alternando los lados.
 

3) Activar el meridiano del hígado

Acuéstese boca arriba, flexione las rodillas y lleve los pies hacia los glúteos. Tómese de los tobillos, manteniendo los pies en el piso. Inhale, al tiempo que arquea la pelvis hacia arriba, y exhale a medida que baja. Después de un minuto, inhale y estírese al máximo. Contraiga los glúteos y apriételos.  Relaje el cuerpo a medida que exhala. Permanezca boca arriba con los ojos cerrados y relájese completamente. Quédese así unos minutos y levántese lentamente.
 

4) Último ejercicio: vuelta al meridiano del pulmón

Acuéstese boca arriba y levante los brazos. Tome aire profundamente. Contenga la respiración, cierre los puños y contraiga los músculos de los brazos. Exhale lentamente, lleve los puños hacia el pecho, apretándolos. Repita el ejercicio cuatro veces. Relájese boca arriba, con los brazos a ambos lados del cuerpo y las palmas hacia arriba.
 

DIETA DESINTOXICANTE

Esta dieta no debe resultar complicada. Lo mejor es tener, siempre a mano, vegetales de bajo valor calórico para los momentos de ansiedad: zanahoria rallada, hinojo y tomate para amortiguar el deseo de glucosa. El apio también tiene un gran valor fitoquímico y es un eficaz protector del sistema circulatorio.
Además, es indispensable beber un vaso de agua mineral en ayunas y otro, antes de acostarse. Usted está pasando por un momento de purificación y de búsqueda de equilibrio, por lo cual, este noble líquido resulta indispensable. Reemplace los helados y los chocolates por cualquier fruta. Recomendamos, también, comer arroz integral solo, sin ningún aditivo, tres veces por semana. Coma carne, pero no fritos y no deje de lado a los hidratos de carbono, preparados sin salsas.
 

LOS 5 PASOS PREVIOS A LA TERAPIA ANTI-TABACO

 

1-

Tome conciencia de que usted puede lograrlo. Su problema es el de todo fumador. Sólo de usted depende encender otro cigarrillo.
 

2-

No tiene nada que perder y sí, mucho por ganar. Ahorrará dinero y disfrutará más de los buenos momentos.
 

3-

Recuerde que fumar no es un hábito social, sino una forma de drogadicción. Usted es un adicto. Ésta es una enfermedad progresiva que avanza día a día. El mejor momento y lugar para curarse es aquí y ahora.
 

4-

La necesidad de otro cigarrillo es sólo una ilusión. El tabaquismo es una reacción en cadena. Sufrir por otro “pucho” es autocastigarse inútilmente.
 

5-

La actitud del fumador es un factor diferente al problema de la adicción química – enfermedad-. No piense que usted está “tratando de dejar el hábito”. No.  Una vez tomada la decisión, usted es un no fumador. Y esto debe tomarlo con alegría. Usted ha sabido disfrutar de la vida y es una persona libre.



Blog Místico:

 

¿Cómo saber si está interesado en ti?

Conocé algunos tips para descifrar si le gustas   Las palabras e incluso las acciones pued...

 

¿Qué te hace irresistible según tu signo?

ACUARIO 1. Tu originalidad te hace diferente a la mayoría de la gente y sutilmente dejas la sen...

 

¿Para qué sirve el atrapa sueños?

Cada Atrapa Sueños es en sí una meditación para nosotros y una canalización de las energías divinas que más nos impregnan y ...

 

La Astrología

El origen de la Astrología se remonta a cincuenta siglos atrás. Los griegos heredaron este conocimiento de los egipcios, que ...

Suscríbete a las Novedades:

Click