Blog Místico:

¿Es posible viajar en el tiempo?

Una idea de ciencia ficción que puede hacerse realidad.
Investigadores de todo el mundo se preguntan si es posible trasladarse a otras épocas y lugares.



¿Cuáles son las premisas científicas que avalan esta posibilidad? ¿Quiénes se oponen? Aquí, una síntesis de lo que dice la Ciencia sobre esta cuestión casi mágica.
Muchas películas recrean la maravillosa posibilidad de lograr algo aparentemente imposible: retroceder hacia el pasado, o avanzar hacia el futuro, y convertirnos en “viajeros del tiempo”.
 
Si bien todos estamos moviéndonos en el tiempo hacia adelante, viajar hacia atrás o hacia adelante no era una idea considerada posible, como tampoco lo era avanzar a una velocidad mayor que “una hora por hora”, transcurso normal del tiempo, que se verá alterado con la Teoría de la Relatividad de Einstein.
 
Sin embargo, cada vez más científicos, en todo el mundo, dedican sus jornadas a evaluar cómo se podría viajar en el tiempo. Aunque voces tan importantes como la de Stephen Hawking niegan esta posibilidad, las ideas son tan inquietantes, como lógicamente plausibles.
Lo invitamos a conocerlas y a soñar con una idea por ahora imaginaria que algún día puede convertirse en realidad.
 

EINSTEIN: EL PRIMERO EN JUGAR CON EL TIEMPO

Albert Einstein, con su Teoría de la Relatividad Especial (1905), permitió pensar que el tiempo podía ser controlado en su transcurrir con la ayuda de la velocidad.
De acuerdo con esta teoría, el espacio y el tiempo forman parte de una sola categoría temporal: el tiempo espacial, en la que todos los objetos tienen una velocidad máxima para trasladarse: 300 mil kilómetros por hora. La luz viaja al límite de esa velocidad.
Este importante científico descubrió que todo lo que se mueve a una velocidad cercana a la de la luz experimenta el paso del tiempo de forma más lenta que aquello que lo hace a menor velocidad; hecho que sólo podemos comprobar al comparar dos sujetos u objetos de la misma edad.
 
Así, por ejemplo, un astronauta futuro que viajara a la velocidad de la luz por el espacio hacia algún lejano planeta —algo imposible todavía— cumpliría menos años en su trayecto que quienes nacieron el mismo año que él y se quedaron en la Tierra. A su regreso a nuestro planeta, por tanto, el astronauta sería más joven que las personas de su misma edad.
 
Lo mismo sucede con los objetos: los satélites orbitales —que giran alrededor de la Tierra en forma de elipsis (óvalo) y, por lo tanto, se acercan y se alejan constantemente— están diseñados teniendo en cuenta esta diferencia temporal: estos aparatos recorren 5 kilómetros por segundo; pero su tiempo pasa más despacio que el de los científicos que los controlan en las bases terrestres.
 

PAUL DAVIES: EL PUENTE DE LOS AGUJEROS DE GUSANO

Mucho más cercano en el tiempo, Paul Davies, físico que escribió la obra Cómo construir una máquina del tiempo (2001), planteó que este viaje podría ser posible a través de los “agujeros de gusano”.
Los agujeros de gusano son puentes tendidos entre dos regiones del espacio muy lejanas. Tienen dos extremos (uno en cada dimensión) y están unidos por un “tubo” a través del que puede viajar la materia.
 
Para Davies, habría que construir un agujero de gusano a partir de dos agujeros negros (formados por la extinción y condensación de las estrellas grandes del Universo) y someter, a uno de ellos, a un acelerador de partículas para que alcance la velocidad de la luz durante 10 años. Así, se conseguiría generar la diferencia temporal necesaria para viajar a través del agujero de gusano y del tiempo.
 
Sin embargo, el problema es que quien viajara lo haría antes de que se pudiera construir la salida al agujero de gusano, ya que no se puede pasar de uno a otro, como no se puede pasar de una dimensión a otra. Por lo tanto, el viajero quedaría atrapado y nadie puede imaginar las consecuencias.
Recordemos que ese “acelerador de partículas” ya está en marcha… para lo demás, falta mucho tiempo todavía, pero no es imposible.
 

“PARADOJA DEL ABUELO”: LAS POSIBLES RESPUESTAS

Gran parte de los debates sobre la posibilidad de viajar en el tiempo se basan en la llamada “paradoja del abuelo”. Una paradoja es una contradicción lógica. Ésta dice que, si una persona viaja hacia el pasado y allí mata al que sería su abuelo paterno antes de que pueda conocer a su abuela paterna, su padre nunca podría haber nacido y él tampoco. Dicho de otro modo, si yo viajo en el tiempo y modifico acontecimientos: ¿Qué sucede con el futuro?
La primera respuesta a esta contradicción la ha dado el cine y es la teoría de los “universos paralelos”: hay muchos universos y, en uno, el abuelo y la abuela se casan y tienen ese hijo (padre del viajero); en el otro, su abuelo muere y no tiene descendencia; en otro, no conoce a la abuela del viajero y se casa con otra mujer; etc., etc.
 
Por lo tanto, el viajero en el tiempo sólo podría actuar sobre un universo; es decir, sólo mataría a su abuelo en uno de ellos; pero, en los demás, ese abuelo seguirá existiendo.
Sin embargo, el viajero está obligado a integrarse en el universo en el que entró y no podrá volver nunca a aquél del que partió, simplemente, porque no sabe cómo llegar hasta él.
 
La segunda respuesta proviene de la geometría y consiste en la “curva cerrada de tipo tiempo”: su existencia fue propuesta hacia 1930 y 1940. De manera muy esquemática, se refiere a una línea de partícula material que puede regresar a su estado original, porque forma una curva cerrada en el espacio y en el tiempo.
Ésa sería otra forma de viajar y la probabilidad de construir algún día una “máquina del tiempo”.
 

Stephen Hawking se opone.

Stephen Hawking, físico teórico reconocido a nivel mundial, descree de los viajes en el tiempo por una razón que no proviene de la ciencia, sino del sentido común: si esto fuera posible, ya habría personas en el futuro “de vacaciones” en nuestro presente, que sería su pasado.
Por eso, estableció la existencia de una “conjura de protección cronológica”: trasladarse en el tiempo es sólo posible para las partículas de observación submicroscópica, mientras que las leyes de la física impedirían ese viaje para otra materia de mayores dimensiones, entre ellas: nosotros, los humanos.



Blog Místico:

 

¿Cómo saber si está interesado en ti?

Conocé algunos tips para descifrar si le gustas   Las palabras e incluso las acciones pued...

 

¿Qué te hace irresistible según tu signo?

ACUARIO 1. Tu originalidad te hace diferente a la mayoría de la gente y sutilmente dejas la sen...

 

¿Para qué sirve el atrapa sueños?

Cada Atrapa Sueños es en sí una meditación para nosotros y una canalización de las energías divinas que más nos impregnan y ...

 

La Astrología

El origen de la Astrología se remonta a cincuenta siglos atrás. Los griegos heredaron este conocimiento de los egipcios, que ...

Suscríbete a las Novedades:

Click