Blog Místico:

El gato, ayuda energética en nuestra vida

Los gatos poseen una conexión especial con el mundo mágico, del tipo invisible. Así como los perros son nuestros guardianes en el mundo físico, los gatos son nuestros preservadores en el mundo energético.

 
En el tiempo que pasa despierto, el gato va “limpiando” tu casa de las energías importunas. Cuando duerme, él logra filtrar y transforma esta mala energía. Varias veces, el gato puede estar en lugares con baja circulación de energía Chi, esencial para lograr activar esta área. También suele quedarse mirando para la nada, sumamente concentrado; él de seguro ve cosas que nosotros no podemos ver, desde insectos microscópicos hasta seres de otras dimensiones.
 
Muchas veces su gato se dirige hacia un lugar aislado de la casa y empieza a observar; no es únicamente por la atención que él quiere, sino que es una especie de alerta que él está dando: la calidad de energía de ese preciso lugar requiere mejorar. Nuestros problemas, nuestro estrés habitual, es totalmente absorbido por el gato. Cuando es excesivo y el lugar está sumamente cargado de energía negativa, no es anormal que el gato se enferme. Claro que el gato no es el único comprometido por el equilibrio energético de la casa, pero él se esfuerza mucho. Cuanta más armonía haya en su ambiente, menos energía negativa él precisará filtrar, y seguidamente será más feliz y saludable.



Blog Místico:

 

¿Cómo saber si está interesado en ti?

Conocé algunos tips para descifrar si le gustas   Las palabras e incluso las acciones pued...

 

¿Qué te hace irresistible según tu signo?

ACUARIO 1. Tu originalidad te hace diferente a la mayoría de la gente y sutilmente dejas la sen...

 

¿Para qué sirve el atrapa sueños?

Cada Atrapa Sueños es en sí una meditación para nosotros y una canalización de las energías divinas que más nos impregnan y ...

 

La Astrología

El origen de la Astrología se remonta a cincuenta siglos atrás. Los griegos heredaron este conocimiento de los egipcios, que ...

Suscríbete a las Novedades:

Click