Blog Místico:

Las Fases de la Luna que influyen en Nuestra Vida

Desde la antigüedad, la luna ha ejercido una gran fascinación debido a su belleza, su nexo con la noche, el misterio y el ocultismo. Incluso su naturaleza llena de fases, eclipses y ciclos, la ha asociado a la feminidad y fertilidad.

 

Cuando es Luna Nueva:

No es positivo iniciar nada con esta luna ya que es posible que surjan complicaciones y problemas tiempo después. Algo está escondido y se oculta, por lo que no es recomendable comenzar a realizar ninguna actividad nueva. En lo sentimental, hay miedos internos, asuntos que se ocultan, y posibles engaños. Uno tiende a ser introspectivo y a no comunicar lo que siente. Introversión y poca expresividad.
 

Cuando es Luna Creciente:

Se trata de una energía de paso, de cambio; no es ni buena ni mala, sino que representa una transición hacia algo que comenzará. En principio es una fuerza llena de movimiento, que dará lugar a una etapa muy propicia para fluir, en la que se muestra una voluntad de deseo, y uno sabe lo que quiere. Etapa benéfica para iniciar cualquier empresa. Uno está predispuesto a obtener resultados positivos. Afectivamente, genera una sensación de inestabilidad y de movilización interna, pero con euforia y entusiasmo, tendemos a esperar sucesos positivos y favorables.
 

Cuando es Luna Llena:

La presente luna tiene una energía muy positiva, clara, y llena de vitalidad. Resulta ideal para iniciar actividades, mostrarse, comenzar actividades nuevas. Nos habla de crecimiento y expansión personal. Manifestamos interés por mejorar. Se relaciona con la fuerza y el valor de una energía llena de luz. Es una luna muy positiva para uno mismo, ya que nos permite confiar, decidir, comenzar algo, y exaltar cualidades. En lo sentimental, hay buen ánimo, optimismo, alegría, deseos de decir lo que nos pasa; ganamos confianza y perdemos miedos, pero esta luna no es propicia para esperar ni para ser cauteloso, ya que exalta los sentimientos, y si son negativos, puede resultar peligrosa.
 

Cuando es Luna Menguante:

Se trata de otra energía transitoria, de cambio, ni buena ni mala, anuncia sucesos de un cariz diferente. Es en principio, una fuerza interna de transformación, que dará lugar a una energía personal que se retrae, se comprime y no se muestra. No resulta muy recomendable para iniciar cualquier emprendimiento. Afectivamente, promueve una sensación de inestabilidad, tristeza o miedo, así como de turbulencia interna. También nos llena de pesimismo, uno no tiene ganas de socializar y prefiere estar solo o junto a sus afectos más importantes.



Blog Místico:

 

¿Cómo saber si está interesado en ti?

Conocé algunos tips para descifrar si le gustas   Las palabras e incluso las acciones pued...

 

¿Qué te hace irresistible según tu signo?

ACUARIO 1. Tu originalidad te hace diferente a la mayoría de la gente y sutilmente dejas la sen...

 

¿Para qué sirve el atrapa sueños?

Cada Atrapa Sueños es en sí una meditación para nosotros y una canalización de las energías divinas que más nos impregnan y ...

 

La Astrología

El origen de la Astrología se remonta a cincuenta siglos atrás. Los griegos heredaron este conocimiento de los egipcios, que ...

Suscríbete a las Novedades:

Click