Blog Místico:

La Abrazoterapia

Se ha comprobado que todos necesitamos contacto fí­sico para sentirnos bien, y una de las formas más importantes de contacto fí­sico es el abrazo.

 
Cuando nos tocamos y nos abrazamos con espí­ritu solidario y alegre, llevamos vida a nuestros sentidos y reafirmamos la confianza en nuestros propios sentimientos.
 
Algunas veces no encontramos las palabras adecuadas para expresar lo que sentimos. Otras veces, simplemente no nos atrevemos a decirlas, ya sea por timidez o porque los sentimientos nos abruman, en esos casos se puede contar con el idioma no verbal de los abrazos.
 
No solo debemos utilizar el lenguaje también debemos utilizar la sabidurí­a intuitiva, sin palabras y escuchar con el corazón. Así­ percibiremos el significado más profundo del misterio al que llamamos amor.
 
Los abrazos, además de hacernos sentir bien, se emplean para aliviar el dolor, la depresión y la ansiedad. Provocan alteraciones fisiológicas positivas en quien toca y en quien es tocado.
 
Acrecienta la voluntad de vivir a los enfermos. Es de todos bien sabido que cuatro abrazos al dí­a son necesarios para sobrevivir, ocho para mantenerse y doce para crecer como personas.
 

¿Que nos brinda un abrazo?

 
Seguridad: No importa cuál sea nuestra edad ni nuestra posición en la vida, todos necesitamos sentirnos seguros. Si no lo conseguimos actuamos de forma ineficiente y nuestras relaciones interpersonales declinan.
 

Protección:

El sentirnos protegidos es importante para todos, pero lo es más para los niños y los ancianos quienes dependen el amor de quienes los rodean.
 

Confianza:

La obtendremos de la sensación de seguridad y protección que recibimos. La confianza nos puede hacer avanzar cuando el miedo se impone a nuestro deseo de participar con entusiasmo en algún desafí­o de la vida.
 

Fortaleza:

Quizá pensamos que la fortaleza es una energí­a desarrollada gracias a la decisión de un individuo pero siempre podemos transmitir nuestra fuerza interior convirtiéndola en un don para el prójimo para confirmar y aumentar la energí­a ajena. Cuando transferimos nuestra energí­a con un abrazo, aumentan nuestras propias fuerzas.
 

Sanación:

Nuestra fortaleza se convierte en poderosa energí­a curativa cuando la transmitimos por medio del abrazo. El contacto fí­sico y el abrazo imparten una energí­a vital capaz de sanar o aliviar dolencias menores.
 

Autovaloración:

El reconocimiento de que valemos es la base de toda satisfacción y todo éxito en nuestra vida. Mediante el abrazo podemos transmitir el mensaje de reconocimiento al valor y excelencia de cada individuo.
 

Un abrazo para tí­



Blog Místico:

 

¿Cómo saber si está interesado en ti?

Conocé algunos tips para descifrar si le gustas   Las palabras e incluso las acciones pued...

 

¿Qué te hace irresistible según tu signo?

ACUARIO 1. Tu originalidad te hace diferente a la mayoría de la gente y sutilmente dejas la sen...

 

¿Para qué sirve el atrapa sueños?

Cada Atrapa Sueños es en sí una meditación para nosotros y una canalización de las energías divinas que más nos impregnan y ...

 

La Astrología

El origen de la Astrología se remonta a cincuenta siglos atrás. Los griegos heredaron este conocimiento de los egipcios, que ...

Suscríbete a las Novedades:

Click